El flamante refuerzo de Cruz Azul viene con problemas de rodilla

J.G.
Por J.G.
26 junio, 2017
Imagen por: YouTube

¿Qué sería de nuestra existencia sin las tradiciones? Puedes imaginar un diciembre sin Navidad, un 15 de septiembre sin grito y fiesta, la selección jugando de azul con rosa, a las Chivas contratando extranjeros, al Ame jugando con puros canteranos o al Cruz Azul trayendo jugadores que sí resulten en lo que les habían prometido.

Hace poco las banderas celestes volaron de alegría cuando se anunció la llegada de Felipe Mora a La Máquina. Tenían la firma del más reciente campeón de goleo de Chile y que además levantó el título de campeón con la U de Chile; sin embargo, para seguir con la salación Azul, Mora no llegó como se esperaba.

Hace poco más de un mes, justo el día que se coronó en Chile, una durísima entrada sobre el goleador le lastimó la rodilla y desde entonces no ha quedado del todo bien. Justamente es por eso que hoy Mora no está con La Roja en la Copa Confederaciones, sino en La Noria haciendo pruebas médicas en su nuevo equipo.

El día de hoy seguirán las pruebas físicas del jugador en Médica Sur y de los resultados se determinará el proceso con el que lo lleven de aquí a que inicie el Ap-2017, un torneo en el que La Máquina está obligada a por lo menos meterse a la liguilla y romper así la racha de seis campañas sin fiesta grande.

Ay Cruz Azul, qué fea tradición de andar comprando productos rotos, hay que fijarse bien antes de soltar la lana o atenerse a las consecuencias de cargar bultos como antes ya lo hicieron con el famoso Wason Rentería, Carrusca y otros tantos que aunque sí se lograron recuperar y jugar, no lo hicieron como de ellos se esperaba al traerlos de las mejores Ligas del mundo. ¿Alguien dijo Perea o Roque Santa Cruz?



TU DOSIS DE FUTBOL