¿Injusticia con Marchesín?

J.G.
Por J.G.
15 febrero, 2017
Imagen por: Straffon Images

La administración Peláez en el América es sin duda una de las más exitosas que ha tenido el Club en toda su historia y aún así será recordada por la poca paciencia y cambios bruscos que ha hecho al interior del Club. Cinco técnicos, infinidad de extranjeros y cuatro campeonatos (dos Ligas y dos Concachampions) son prueba fehaciente de ello.

La gloria empezó cuando en el 2013 le arrebataron de las manos un título al Cruz Azul con Moisés subiendo a rematar la última jugada del tiempo reglamentario, se sacudió a su marcador para quedar solo, cabeceó y un defensa celeste metió el autogol que mandaba todo a tiempo extra, luego el América salió campeón.

Ese día toda la feligresía azulcrema canonizó a un nuevo ídolo, san Moisés Muñoz, quien además de meter ese agónico gol, fue héroe para el América en muchos partidos con atajadas a goles cantados que hubieran dejado puntos en el camino o eliminaciones de las liguillas; sin embargo, eso no le valió a Moy para quedarse en el Club aunque él solo pedía la oportunidad de competir.

La salida de Muñoz causó ira en la afición que rápido se puso en contra del sustituto, un inocente Agustín Marchesín que llegó a Coapa con las tablas suficientes para guardar el marco del América, pero que tenía una loza muy pesada de aguantar.

El arquero argentino lo ha hecho bien, tiene grandísimas atajadas hasta ahora y no le recuerdo errores graves que hayan costado goles, ya atajó penales, manos a mano, remates de cerca, tiros de lejos y aún así no conquista a los americanistas.

Ha recibido muchos goles, la mayoría de ellos golazos inatajables que han ido al marcador en contra y han sido combustible en el fuego de los que lo quieren verse quemar, pero hoy la cosa cambia, hoy Marchesín es el gran héroe de la noche en un partido que de no ganar contra Coras en casa hubiera hundido más aún el ánimo de los alicaídos cremas.

Marchesín lo ha hecho bien, pero los resultados no se han dado y lo tienen como chivo expiatorio. No es su culpa que Lavolpe ahora sea un técnico medroso y defensivo, no es su culpa que Oribe tenga la pólvora mojada y no llegue el gol, tampoco se le puede achacar que los nuevos extranjeros no se adapten y que los mexicanos ya casi ni aparezcan, pero aún así se lleva todas las críticas.

Te pregunto ahora, ¿crees que el americanismo ha sido injusto con Marchesín o esto es solo una etapa y su calidad lo volverá el ídolo que merece ser?  Deja tu comentario



TU DOSIS DE FUTBOL