El campeón de Libertadores queda para la vuelta

21 julio, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Se jugó la ida de la final de la Copa Libertadores entre el Independiente del Valle, de Ecuador, y el Atlético Nacional de Medellín, de Colombia. Los locales llegaron hasta este punto como una “Cenicienta mata-gigantes”, pues en octavos se echó a River, en cuartos a los Pumas en penales y en semifinales a Boca; por su parte, Atlético Nacional se ha visto como un gigante del continente en este certamen, pues ha dominado a todos sus rivales desde la fase de grupos.

El juego inició con un Independiente buscando hacer valer la localía como le ha funcionado en toda la ronda de liguilla; sin embargo, los de enfrente cerraron los espacios y llegaban poco pero con peligro hasta que a los 36 minutos Orlando Berrío soltó un zapatazo y abrió el marcador para la visita.

El triunfo de los Verdolagas como visitante hubiera sido prácticamente sepulcral para los ecuatorianos, quienes volvieron a sacar el corazón que los trajo hasta esta instancia y con más fuerza y empuje que orden metieron al cuadro colombiano en su propio terreno hasta que al 87′, tras una serie de rebotes, Arturo Mina metió el 1-1 definitivo que deja todo abierto para la vuelta en la bella Medellín.

Atlético Nacional tendrá la ventaja de estar en su estadio y con su afición en el duelo crucial, pero no olvidemos que Independiente eliminó a River en el Monumental, a Pumas en CU y a Boca Juniors en la Bombonera.

Aquí el resumen del juego de ida:



TU DOSIS DE FUTBOL