La violencia mancha la Eurocopa

13 junio, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Frog and Onion

No es posible que en pleno Siglo XXI, ante la amenazas de violencia por parte de los grupos radicales islámicos, cuando lo único que el mundo quiere es gozar de la fiesta del futbol, la Eurocopa se vea teñida de sangre por los propios aficionados, o más bien dicho pseudo-aficionados, pues nadie que en verdad ame este deporte puede comportarse así.

La Eurocopa es prácticamente un “Mundialito” sin Brasil, Argentina ni nuestro querido México. La calidad del juego y el nivel de exigencia son altísimos, este es un torneo espectacular que todos deberíamos gozar; sin embargo, por culpa de unos cuantos desadaptados, la fiesta del futbol se está convirtiendo en la tragedia de la sociedad.

Sonó mucho el enfrentamiento entre los hooligans ingleses y los rusos al término del encuentro en el que sus selecciones terminaron empatando a un gol en Marsella, aunque desgraciadamente la cosa no acaba ahí. Sí es cierto que esa batalla fue la más dura de la Copa hasta hoy, pero no la única, también hubieron golpes entre aficionados alemanes y ucranianos en Lille, además de entre los de Irlanda del Norte y Polonia en Niza.

Según el académico ruso Ronan Evain, doctor en ciencias políticas y especialista en grupos violentos, residente en Francia, estos salvajes van más allá de ser simples hooligans:  “Una parte de los rusos violentos que cometieron las agresiones en Marsella no son seguidores normales, son paramilitares que actúan como comandos, están organizados“.

Ante tales actos, la policía francesa deberá estar muy alerta por el resto del certamen, vaya, si ya tenían suficiente carga con las amenazas del Estado Islámico de atentados terroristas, ahora además deberán poner doble atención a los fanáticos, pues no se sabe quién busca divertirse y quién agredir. Otra medida que se ha considerado es aplicar la ley seca en Francia durante los partidos, algo que sin duda afectaría la economía y planes de los más inocentes, pero podría prevenir tragedias.



TU DOSIS DE FUTBOL