El pleito entre ‘el rifle’ Andrade y el América Como de novios de secundaria

21 junio, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Partamos del hecho de que todo el mundo obra creyendo que está bien, nadie jamás actúa en contra de alguien si cree que el otro es quien tiene la razón.

Ahora sí, vayamos a nuestro tema. Andrés Andrade ha sido jugador del Ame en dos etapas, primero salió del Club por falta de rendimiento futbolístico, brilló en Jaguares y volvió al equipo de Coapa habiendo entendido que en esa institución todos tienen que “romperse la m@dre” siempre y en cada jugada, por lo que se convirtió en un referente del ataque crema y hasta se le veía bajando a recuperar balones.

Se ganó fama por sus buenas jugadas y al mismo tiempo por echarse clavados, también anotaba y asistía. Digamos que ‘el rifle’ empezaba a volverse un consentido de la afición y él creyó que también lo era de la directiva.

Sobre el final del Cl-2016, Andrade se percibía a sí mismo como un estandarte del americanismo y solicitó un aumento de sueldo que aparentemente estaba fuera de medida, no sabemos cuánto pidió, pero fuentes allegadas al Club lo consideran así.

El América no quería perder a Andrade y le pidió que reconsidere su exigencia, pero este “se montó en su macho” hasta que ya era demasiado tarde, Andrade había sido vendido en forma definitiva al Club León. Lo siguiente ya parece cosa de lavadero (no digo de viejas de lavadero para que no me acusen de misógino y opresor, aunque así sea la frase popular).

Ahora, tras la venta, el jugador colombiano exige que se le pague un porcentaje del traspaso y dice que es el Club América quien le debe ese dinero; por su parte, en Coapa dicen que Andrade “habla por ardor” y que en todo caso sería León quien le debe pagar ese dinero.

Poco después Peláez aclaró que el América pagará ese porcentaje a Andrade en cuanto el León liquide la deuda por el traspaso.

Es cosa de acuerdos, es tema de un jugador y ambas directivas; sin embargo, mientras el futbol de estufa siga sonando, mientras los jugadores sigan siendo esclavos de las directivas y aún existan cosas como los derechos de formación y el “pacto de caballeros”, mientras no haya un reglamento claro y conciso sobre los traspasos, entonces estos pleitos seguirán pasando, pues no sabemos, ni podemos saber, quién tiene aquí la razón.

 



TU DOSIS DE FUTBOL