Tigres a liguilla, Cruz Azul vuelve a fracasar

7 mayo, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

El partido en el que los tigres de la UANL visitaron a Cruz Azul no fue simplemente un juego más, era la oportunidad de ambos de meterse a la fiesta grande, digamos que era un juego de liguilla adelantado y se jugaba a matar o morir. Tuca lo entendió así, Boy no y los Tigres se llevaron una clarísima victoria por tres goles a cero.

La victoria le dio el pase a Tigres a la liguilla y deja eliminados a los dos últimos equipos que aún tenían chances de calificar: Pumas y Cruz Azul, los primeros son el actual subcampeón y dejarán esa plaza vacante, por su parte, La Máquina se perderá su cuarta liguilla consecutiva, algo que no va con la historia de un “grande” de nuestro futbol.

Hoy Cruz Azul se vio simplemente mal, tal vez Boy les dijo que tenían que jugar como si fuera una final y por eso el pésimo desempeño y resultado, tal vez Tigres salió tocado por los ángeles este día, o tal vez fueron los jugadores que jamás entendieron de qué se trataba este partido. La semana pasada los celestes tomaron vida ganando en Toluca; sin embargo, parece que dejaron a ese equipo tragando quesadillas en La Marquesa y hoy eran otros impostores los que salieron a la cancha.

Los felinos se fueron al frente con un buen disparo de Sobis y eso pareció hacer reaccionar a Cruz Azul, pero lo errático en el último cuarto del campo les impedía empatarlo y pronto apareció Gignac para clavar el 0-2.

Otra vez vimos al Azul ir al frente y buscar, parecía que esta Máquina sí quería entrar a la liguilla y tanto fueron al área que un jugador de Tigres acabó cometiendo una falta que se convirtió en penal, era la grande, pero el ‘chaco’ lo estrelló en el poste y ahí se fueron también los sueños de la pobre afición azul.

La segunda mitad se vivió como un trámite donde lo único que sucedió fue el tercer gol de los regios y la caída total de La Máquina, incluyendo una expulsión por pegarle al arquero rival sin balón, a Benitez (el mejor de La Máquina) gritando en desesperación y a una afición de Cruz Azul que optó por bien abandonar el estadio o volteársele a su equipo, coreando los oles del rival y reprochando a su Club. Volviendo a la afición azul: ustedes no merecen sufrir así, nadie lo merece y menos después de estar ahí cada semana, cada seis meses, cada año y así podríamos seguir contando hasta transcurrir 18 y medio que tienen sin campeonar. Cruz Azul fue un equipo de respeto en nuestro país, hoy, desgraciadamente, son una burla para el resto de la afición y una “cruz” que orgullosamente cargan sus aficionados, los únicos que sufren tanto fracaso, las verdaderas víctimas de los pésimos manejos del Club.

Felicidades a Tigres, el rey aún vive y ahora deberá chocar con su acérrimo rival, el Monterrey, nada más y nada menos que el líder del torneo y gran favorito a campeón. Ya se antoja ese Clásico Regio en cuartos de final.



TU DOSIS DE FUTBOL