La histórica estupidez de la porra del Athletic de Bilbao en una final de Europa League

18 mayo, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: birasuegi

Cada vez que llega la final de una Europa League, es imposible no recordar la del 2012 y volver a reír. En aquella ocasión se enfrentaban dos españoles: el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao. Como sucede con todas las finales de esta competencia, el partido decisivo se juega en un estadio asignado desde el comienzo y que casi siempre es neutral, ese año la sede de la gran final fue el Arena Națională, en Bucarest, Rumania.

Para el partido, la capital rumana empezó a recibir a sus invitados. Primero llegaron los jugadores en vuelos directos y después llegó la afición que se repartió entre trenes y aviones que viajaban desde Madrid o Bilbao para alentar a su equipo. Cuando llegaron las “peñas” (barras/porras) se notaba un amplio margen en favor de los Colchoneros y ya en el estadio la superioridad fue más clara, no sólo en la cancha donde el Madrid ganó 3-0, sino en la tribuna que veía vacío el espacio asignado para la peña de los Leones de San Mamés.

Resulta que al planear el viaje, los líderes de la porra y la agencia de viajes confundieron la capital de Rumania con la de Hungría y en lugar de viajar a Bucarest se fueron a Budapest, que se encuentra a 640 kilómetros y 14 horas en tren de la ciudad donde se jugaba la gran final. Imagínate las caras de estos gachupines al enterarse que se vieron como chiste de gallegos.

Le deseamos toda la suerte a ambos equipos y a sus aficiones. El juego es en Basilea, Suiza, ojalá todos lleguen bien y no nos vayamos a encontrar con un espacio del estadio vacío y parte de la porra sevillana pidiendo direcciones en Brasilia, en la Basílica de Guadalupe o en alguna parte de Suecia 😉

 



TU DOSIS DE FUTBOL