Histórica remontada en la Europa League [videos]

14 abril, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Ivan PC

Es cierto, existen las noches mágicas del futbol europeo y hoy fuimos testigos de una que se recordará por siempre. Se jugaba la vuelta de los cuartos de final de la Europa League entre el Liverpool FC y el Borussia Dortmund, lo que por sí solo ya presentaba ingredientes adicionales como que ambas aficionan entonan la misma canción y la sola presencia de Jürgen Klopp contra el equipo al que tanta gloria y le dio.

Por si fuera poco, el partido se jugó en el mítico estadio de Anfield un día antes de que se cumplan 27 años de la tragedia de Hillsborough y el público estaba ávido de presenciar a su equipo haciendo historia, pero nunca se imaginaron que este partido sería comparable incluso con la mítica final de la Champions 2005 cuando vencieron al Milán en Istambul.

El marcador en la ida fue de 1-1, por lo que los Reds llegaban a casa con la ventaja de que el 0-0 les daba el pase a semifinales, no significa que salieran a buscarlo, pero sí que el Dortmund era el obligado a buscar la anotación y eso lo entendieron muy bien los alemanes, pues al minuto 5′ abrieron el marcador por conducto de Mkhitaryan y al 9′ apareció Aubameyang para ampliar a 2-0 la ventaja.

A partir del segundo gol alemán el estadio enmudeció pero poco a poco el equipo de casa se fue apoderando del partido y la visita se defendía con mucho orden, jamás se pudo abrir ese ostión y nos fuimos al medio tiempo con el marcador 0-2. Liverpool necesitaba meter tres goles en la segunda mitad o diría adiós a la Europa League.

Para cuando arrancó el complemento, los Reds se fueron con todo al ataque y les tomó sólo dos minutos y medio encontrar el primero de los tres que necesitaban cuando una buena jugada de pases de primera terminó con uno filtrado al joven belga Divock Origi y definió para meter su cuarto gol en tres partidos con el Liverpool, un jugador en su momento la tomó y la metió.

La gente en Anfield se volvía a prender, tenían todo el segundo tiempo por delante para buscar los dos goles del milagro, pero al minuto 57 apareció Marco Reus y metió el 1-3 que parecía matar al Liverpool nuevamente necesitaban tres, pero ahora sólo tenían 33 minutos para lograrlos.

Cualquiera pensaría que esta situación mataría mentalmente a un equipo, pero no al Liverpool y menos en su casa. Los de Klopp presionaron en cada metro de la cancha y empezaron a jugar el balón, cada vez se acercaban con mayor peligro y así al minuto 67 apareció la genialidad de Coutinho, el gran astro Red, para batir el marco alemán y empezar la hazaña, quedaban 23 minutos mas el añadido para buscar los dos goles que hagan historia.

El tiempo corría y el Borussia ya tenía a su cuadro totalmente echado para atrás, los de casa se veían muy incisivos y parecía solo cuestión de tiempo para que caiga el tercero, el que aunque no daba el pase, sacaba la garra de un equipo con tanta tradición, había que caer de menos con la cara al sol y sin ser derrotados en Anfield y en una fecha tan importante, por eso cuando cayó por conducto de Sakho al minuto 78′ el estruendo fue total.

Quedaban más de 10 minutos y había que conseguir un gol más, había caído en promedio una cada diez minutos y no podía imaginarse otra cosa que no fuera una mágica noche europea con remontada incluida. Los espíritus de la tarde de Istambul empezaban a rondar el estadio y la gente no paraba de alentar, todas las gargantas Kopite cantaban a una voz y tanta energía llevó a que al minuto 91 apareciera el otro defensa central, Dejan Lovren, y empuje con la cabeza un excelente centro de Milner para meter el gol de la voltereta.

A partir de ahí la fiesta del Liverpool estalló, el canto de You’ll Never Walk Alone sonaba con más fuerza que nunca, hasta las 96 almas que serán recordadas mañana por la tragedia canataban en Anfield hoy. El Liverpool FC es uno de los equipo más grandes de Europa y con partidos como el de hoy se construyó esa historia.



TU DOSIS DE FUTBOL