¿Por qué amamos el futbol?

22 marzo, 2016
Escrito por: Ivano_Vilas
Imagen por: Pabak Sarkar

Esta nota la escribió un lector de Fanbolero.com en colaboración con el sitio, haz click aquí para escribir tu propio artículo. Las opiniones expresadas aquí pertenecen al que lo escribió y no necesariamente a Fanbolero.

El futbol es simple y sencillamente el deporte más popular y más practicado del mundo; de eso no cabe duda alguna, pero: ¿qué es lo que hace que este deporte sea tan seguido?

Antes que nada habría que diferenciar el tipo de aficionados a este deporte: tenemos a aquellos que solamente lo practican por el placer de golpear un balón, no se apasionan por él y por lo general no siguen a un equipo en particular. Después tenemos a esas personas que gozan de ir a un estadio de futbol; sentir el ambiente, desahogar de alguna manera los problemas que los aquejan y disfrutar de un partido del equipo del que son seguidores.

Entre el folklor del estadio tenemos a los “barras”. Hablamos de los integrantes de los grupos de animación que así como son aficionados de un Club, también disfrutan de la fiesta que se desata en cada partido alrededor de estos grupos; aunque en esta categoría muchas veces su lealtad parece deberse más hacia la barra que hacía el equipo.

Por último está al aficionado nato; aquel que sigue a su equipo sobre todas las cosas, ese que no cambia de colores en su vida, ese que hace hasta lo imposible por ver un partido, el que, por ejemplo, puede portar una playera del Cruz Azul manteniéndose estoico ante la clásica burla de la “cruzazuleada”: el verdadero hincha de un Club.

Este es el aficionado que está al tanto de su equipo, recuerda perfectamente cada final jugada por los suyos, ya sea ganada o perdida, aquel que ha llorado ante la partida de un ídolo, el que se siente indignado cuando el nuevo uniforme no respeta los colores del equipo. El mismo que podría armar un once histórico con los mejores jugadores que él ha visto sobre el césped y se sabe de memoria el once que salta al terreno de juego torneo tras torneo.

Hay diversos tipos de aficionados, está claro que todos viven emociones diferentes al rededor de un balón, pero: ¿qué es lo que conecta a esta diversidad de aficionados?

Juan Villoro menciona en su obra: “Los once de la tribu” que hay múltiples factores para que una persona pierda la cabeza por un equipo; desde el oficio de la familia, la colonia donde creció, los colores del escudo, el equipo de moda durante su niñez, un jugador que se convirtió en referente y pilar del equipo, un uniforme atractivo, etc.

Entonces la verdadera pregunta es: ¿por qué amamos este deporte?, ¿es la sencillez de patear un balón y divertirnos?, ¿es el buscar un desahogo emocional que se encuentra dándole la espalda a la ciudad y a los problemas mientras miramos a los de la tribuna de enfrente e insultamos al arbitro?, ¿es el encontrar un espacio donde nos sentimos reconocidos y aceptados por personas con ideología semejante a la nuestra?, o, ¿simplemente es la emoción que genera cada encuentro?, ¿el saber que conforme avanzan los minutos los que van perdiendo tienen menos tiempo para anotar un gol?, ¿acaso buscamos que al irse acumulando la tensión en el encuentro se libere con el gol y que lo mismo suceda en nuestras vidas diarias?

La respuesta puede ser tan sencilla como compleja. El simple placer de observar patear un balón en un parido de fut 7 en la colonia, o el enterarnos de que unos 700 millones de personas vieron la final de la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010 entre España y Holanda. Este dato nos ejemplifica la magnitud de este deporte, pues se estima que la población total de Europa es de 735 millones de personas, más aún si consideramos que España y Holanda son países chicos, sus poblaciones sumadas no rebasan los 30 millones.

Vaya indicador de que en países que nada tenían que ver con los dos equipos que disputaron este partido, se veía el partido; si habláramos de países como China o la India donde la población es mucho más alta podríamos entender que tantas personas vean un partido de futbol.

Tal vez el futbol gira en torno a sí mismo y por esa razón solo los aficionados lo entienden, tal vez lleva tanto tiempo entre nosotros que encierra demasiados símbolos que solo son comprensibles para el verdadero seguidor, tal vez ,simple y sencillamente, es el deporte más popular por qué es el más sencillo de practicar y disfrutar.



TU DOSIS DE FUTBOL