Los castigados del Clásico Joven

23 febrero, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Tras el partidazo que se vivió el sábado en el Estadio Azteca en el que las Águilas del América desaprovecharon una ventaja de dos goles y acabaron con dos hombres menos que Cruz Azul para un empate a tres , la Comisión Disciplinaria de la Femexfut dio a conocer el saldo de suspensiones que resultó de jugar tan apasionadamente.

Los primeros dos “suavecitos” que tuvieron que abandonar la cancha fueron Oribe y Darwin, ambos del América. El primero se fue expulsado por dar un codazo en la cara al ‘maza’ cuando buscaban un balón por aire en la cara del árbitro, y el segundo por pasarse de la raya en una barrida que no tenía sentido, lejos de su área, por detrás y al pie del rival, una auténtica salvajada.

Ambos jugadores del América fueron suspendidos con un juego de castigo por la Causal 1 del código: Ser culpable de juego brusco grave. La cosa es que los expulsados del Ame no fueron los únicos que tuvieron que abandonar el terreno de juego, pues después de que cayó el gol del empate a tres en tiempo de compensación, vino la compensación de expulsados por parte del árbitro Peñaloza, aunque esto se dio en la banca de Cruz Azul y con los jugadores del campo.    

El partido se empató 3-3 cuando se acababa de cruzar el minuto 90 y se habían anunciado seis minutos de reposición (sólo se jugó uno y medio), entonces Tomás Boy, técnico de La Máquina, festejó con “ese bailecito” que desde su época en Atlas había dejado ver, sólo que en esta ocasión lo hizo de frente a la banca rival y así es que los jugadores del América se levantaron para reclamar la burla al ‘jefe’, quien se fue expulsado y pagará dos juegos de suspensión por “festejar los goles con actitudes groseras como ademanes o burlas, o francamente antideportivas”, no es una causal tipificada; sin embargo, eso fue lo que expuso la Comisión en su reporte.    

De ese altercado también salió una roja para Torrado y una amarilla para Benedetto, quienes desde sus bancas se dijeron cosas, pero al de Cruz Azul se le acusó de la Causal 6: Emplear lenguaje oral o corporal ofensivo, grosero u obsceno y/o gestos de la misma naturaleza, que implica un partido de suspensión, mientras que al de Coapa se le imputó la Causal 1: Conducta Antideportiva, que sólo acarrea una amonestación.



TU DOSIS DE FUTBOL