La polémica por el homenaje a Cuau

23 febrero, 2016
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Cuauhtémoc Blanco Bravo es sin duda el futbolista mexicano más talentoso que un servidor ha visto jugar. La clase y elegancia con la que movía y golpeaba el balón sólo se pueden comparar con lo preciso y brillante que era al orquestar un ataque, era un genio en la cancha, un auténtico mariscal de campo, un crack azulcrema que, no obstante, fue maltratado por la directiva del América sobre el final de su carrera y ahora por fin será compensado con un muy merecido homenaje; sin embargo, este evento se ve envuelto en polémica por faltar al reglamento de nuestro futbol.

Lo primero es el registro del jugador. La Liga MX cerró el periodo de registros para el Cl-2016 el pasado 1º de febrero, por lo que desde hace tres semanas ningún equipo podía incluir nuevos elementos a su plantilla y es hasta hoy que ‘el temo’ aparece registrado como jugador del América. Al respecto, desde el interior de la Liga se dice (sin documentos que respalden las palabras) que el Club América registró a Cuau el pasado 29 de diciembre y pidió que este registro se mantenga en secreto, pero vamos, ¿acaso la Liga está facultada para ocultar el registro de algún jugador?.

En segundo término, digamos que el registro se hizo en tiempo y forma y por lo tanto Blanco es efectivamente un jugador del América para el Cl-2016, lo que nos lleva a la segunda polémica de su registro: Don Cuauhtémoc es servidor público, es el alcalde de la ciudad de Cuernavaca y miembro activo del Partido Social Demócrata, por lo que según el Código de Ética de la Femexfut, en su artículo 7 que dice: “Independientemente de la ideología de las personas y del respeto que se les debe otorgar, todo el que esté sujeto a la aplicación de este Código de Ética deberá mantener una posición neutral ante asuntos de carácter religioso y político“, Cuauhtémoc no podría desempeñarse al mismo tiempo como futbolista y funcionario.

Sabemos que es sólo un juego y que la presencia del ‘temo’ no hará diferencia favorable para su equipo, es más, hasta podría afectarles por alinear a un jugador que lleva tanto tiempo de inactividad, pero ese no es el tema, sino el hecho de que es un partido oficial y el América alineará a un jugador que no podría estar siquiera registrado, por lo que el Morelia tiene el derecho (si así lo desea) de jugar el partido bajo protesta por “alineación indebida” y ganar el juego 3-0 independientemente del resultado que se de en la cancha, o bien, dejar que la Liga MX se siga manejando “con un ojo al gato” y que otra vez se de una irregularidad quedando todo impune.

 

¿Qué opinas tú?

 

 



TU DOSIS DE FUTBOL