Alustiza y Campestrini tuvieron problemas con la ley

6 octubre, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Ayer por la tarde, los jugadores del Puebla, Matías Alustiza y Cristian Campestrini, tuvieron un encontronazo con la autoridad después de que una denuncia ciudadana acusara a los futbolistas de portar armas de fuego en las afueras del centro comercial La Noria, que se encuentra sobre la avenida Juan Pablo II de la capital poblana.

Tras la denuncia, acudieron al lugar casi una docena de uniformados para realizar el operativo y la detención correspondiente; sin embargo, al revisar el automóvil en el que viajaban los argentinos, se dieron cuenta que sí, efectivamente portaban una pistola, pero era de juguete, presuntamente propiedad del hijo del goleador de La Franja.

Pasadas las cinco de la tarde, la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla publicó en su cuenta oficial de Twitter el reporte correspondiente a la atención brindada y se descartó que hubiera cualquier situación ilícita.



TU DOSIS DE FUTBOL