La Súper Liga MX de a billetazos

11 agosto, 2015
Escrito por: El Javi
Imagen por:

Esta nota la escribió un lector de Fanbolero.com en colaboración con el sitio, haz click aquí para escribir tu propio artículo. Las opiniones expresadas aquí pertenecen al que lo escribió y no necesariamente a Fanbolero.

De manera ilusionante y mediocre, dos veces al año da inicio nuestro mal llamado y mal formado torneo, la Liga MX. Jugadores van y vienen, cada vez de lugares más lejanos y con más “renombre”, se siguen reciclando futbolistas sobrepoblando la Liga y tapando los pequeños resquicios que quedan para nuestros jóvenes atletas. También están los que sí la rompieron en algún momento, pero estos siguen viviendo del pasado y rogando por oportunidades para tener continuidad y demostrar su veterana calidad.

No es tan malo como presumimos, insisto en que lo malo son los elevadísimos sueldos de los jugadores, así como el formato de competencia que no deja a un equipo tener continuidad ni consistencia en su juego; sin embargo, esto podría ser un fenómeno mundial, por ejemplo, veamos al Real Madrid, donde a menos que tuvieran un pre-contrato o arreglo tanto Ancelotti como Benítez, fue una leperada correr al italiano del Madrid, pues no sólo consiguió la décima Champions, sino que también le dio un estilo y un claro concepto que hace tiempo no se le veía al equipo blanco, esos que al ser presionados por la “magia” del Barcelona (que continúa desde varios años con inmejorables resultados), se ven obligados a hacer cambios por todos lados, cuando lo que debían cambiar para poder competir es la mentalidad.

Volviendo a tierra azteca, intentando ser objetivos, este torneo promete demasiado, sobre todo por ver hasta cuándo los directivos del Guadalajara se dignarán a echarle una mano a sus Chivas que se les empieza a notar síntomas de desahucio, más aún cuando Dorados es un equipazo ($$$) de talento maduro y, junto al Puebla, el Morelia y por ahí hasta Tijuana, Pumas y Veracruz, se romperán el alma para ver quien sobrevive en el máximo circuito.

A muchos equipos se les aprecia una pizca de nueva mentalidad e intentan plasmar la esencia de lo que cada uno representa para su gente y, dentro de sus posibilidades, ya no temen morir intentando. Cualquiera le puede ganar a cualquiera.

Por otro lado es más que claro quiénes tienen mentalidad de competencia y quiénes de negocio, cuando las millonadas están en los bolsillos de los de pantalón largo que ni siquiera nos sabemos sus nombres, los resultados se quedan, las leyendas sobreviven, se destruyen mitos y se alza en hombros a las figuras. En fin, es literalmente lo fantástico del futbol, la emoción que provoca, la fe que nace, la terquedad que ilusiona, los gritos que transforman. Una pasión que duele y merma al inquebrantable orgullo de irle a un equipo.



TU DOSIS DE FUTBOL