La portería tricolor… ¿Sorpresa o lógica?

28 agosto, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Se dio a conocer la primera lista de convocados de Ricardo Ferretti como técnico nacional y parecía haber un par de sorpresas, pues además de no convocar a los fiesteros hermanos Dos Santos…

¡¡¡No convocó a Corona ni a Ochoa!!!

Parece extraño y hasta cuesta trabajo recordar la última vez que en una lista tricolor no se encontraba al menos a uno de estos grandísimos arqueros, pues parece que con la gran división de opiniones futbolísticas de nuestro país, sólo nos alcanza para pensar en Yisus Crown o François Memè para el puesto.

En algún punto la preferencia del mexicano por uno de estos dos porteros parecía estar pintada de amarillo o de cualquier otro color, pues todo el americanismo apoyaba al ‘ricitos’ mientras que el resto se iba con ‘el tragos’ (justo como los antagonistas decidieron apodarlos entre otros nombres más ofensivos).

Pues bien, ahora Ferretti ha decidido prescindir de ambos y en su lugar convocó a Alfredo Talavera y a Moisés Muñoz, lo aplaudo, esta decisión es lógica por donde se le vea, a excepción de los gustos (un poco ya arraigados) de la afición. Ni Corona, ni Ochoa pasan por un buen momento.

Corona ha sido regular en el Cruz Azul, el problema es que sus actuaciones han ido más bien de regulares a malas, se ha tragado cada gol más tonto esta campaña y esa falta de seguridad es uno de los motivos por los que el Azul anda navegando otra vez por el río de la vergüenza. Sabemos del talento de Corona, pero parando como lo ha hecho últimamente sería ridículo verlo en la portería nacional.

Ochoa, por su parte, no se ha visto mal en la portería del Málaga, pero tampoco se ha visto bien, es más, ¿alguien lo ha visto?. Nadie duda de la calidad de Paco Memo bajo los tres palos, pero sinceramente, amable lector, ¿no le parece ridículo que la selección mexicana tenga en el puesto más importante del campo a un hombre que no ve acción sino cada tantos meses?, vamos, si bien el talento es fundamental para un arquero, también lo es la práctica y la constancia. Basta como ejemplo ver al propio Ochoa en el Mundial cuando traía el ritmo del Ajaccio, o en la Copa Oro, cuando la inactividad con el Málaga lo llevó a verse mal en varias ocasiones, sobresaliendo el juego ante Trinidad y Tobago.

Los llamados, como ya lo mencionamos, son Tala y Moy.

Empecemos por el del Toluca: Alfredo Talavera lleva mucho tiempo, desde su época en Chivas, mostrándose cada semana como un arquero de mucha seguridad, es más, desde su debut en el que tuvo que iniciar un clásico nacional porque en el juego previo, curiosamente, el árbitro le sacó dos amarillas a Oswaldo Sánchez en menos de un minuto sobre el final del encuentro para mandar debilitado al rebaño al juego ante el América. En aquel clásico Tala atajó un penal, qué forma de debutar, aunque en el tiro de esquina siguiente, Navia metió un golazo de chilena para las Águilas y así ganaron el duelo. Después de eso su gran calidad lo sacó del banquillo Chiva (la titularidad era de Oswaldo) para llevarlo al marco del Toluca, donde cada semana, desde entonces, saca goles hechos, aunque más allá de los atajadones, lo más importante es la seguridad que da en el fondo, pues no se le ha visto “comerse” los goles tontos que ahora acuchillan al de Cruz Azul.

Moisés Muñoz, el arquero del América, es el otro guardameta convocado por Ferretti. Muñoz siempre ha sido muy seguro y un excelente líder en el campo y en el vestidor. Su don de mando y capacidad para atajar estuvieron presentes desde su época en el Morelia, cuando el equipo michoacano peleaba los títulos en lugar de los descensos y Moy era pieza clave de ello. Tanta calidad lo llevó al equipo más importante del país (no discutamos, así suena mejor), donde se nota claramente cuando por alguna razón está ausente, además, Muñoz tuvo la suerte de que Castro metiera la pata (literalmente) y empuje su remate al fondo de la cabaña Azul en la tan recordada final del 2013, lo que lo ha vuelto una leyenda del América, pero claro está, no vive de ese gol sino de las grandísimas atajadas que realiza cada semana para salvar al Ame. Su llamado a la selección es más que merecido.

Pues bien, amigo fanbolero, aquí hemos mostrado unos pocos argumentos que explican la decisión de Ferretti de ir con este par de arqueros. En una opinión personal, estos dos podrían seguir todo el proceso hasta el Mundial del 2018 y más aún si consideramos la edad del ‘yisus’ y que Paco Memo se quedará en el banquillo malagueño, pero más allá, como aficionados mexicanos, debemos estar tranquilos, pues si por cualquier razón no pudiéramos contar con ninguno de estos 4 porterazos, el marco tricolor igual estaría bien resguardado, pues aún están Cirilo Saucedo, Jonathan Orozco, o hasta el mismo Raúl Gudiño, quien ya lleva un rato en el futbol europeo y tiene gran futuro.



TU DOSIS DE FUTBOL