¿Qué pasó con Nery Castillo?

5 junio, 2015
Escrito por: Il Fanbolero
Imagen por: Grant Wickes

¿Se acuerdan de él? Por ahí del 2006 saltó a la fama al convertirse en uno de los mejores jugadores del Olympiakos con solo 23 años de edad y después de una gran disputa entre la selección de México (su país de nacimiento), Uruguay (el país de su padre) y Grecia (el país donde vivía) el futbolista decidió jugar para el tricolor, pero vamos más lejos.

¿Vamos a Manchester?

Cuando Nery era un niño vivía en Uruguay con su padre, jugando en algún torneo brasileño llamó el ojo de unos cazatalentos del Manchester United que se interesaron en él, desafortunadamente hubo problemas para conseguirle permiso de trabajo en Inglaterra y nunca pudo emigrar, ¿se imaginan qué hubiera sido?

Nace una estrella en Grecia y en el tri

A sus 16 años fue cuando llegó su gran oportunidad y el Olympiakos le ofreció un contrato, Nery y su padre aceptaron y en el año 2000 se fue a jugar al gigante griego, tan solo 3 años después ya se había establecido como titular indiscutible, incluso se volvió el favorito de una de las barras del club, los Ultras de la Puerta 7 y se le dio la playera número 7 en honor a ellos.

Para el 2006-07 Castillo ya volteaba cabezas, anotó 30 goles en 105 partidos con el Olympiakos y después de la pelea por su nacionalidad decidió que jugaría para la selección mexicana que comandaba Hugo Sánchez. Ahí fue cuando nos hizo soñar, jugando una excelente Copa Oro y una espectacular Copa América en la que le metió un golazo a Brasil que tal vez recordarán:

Su carrera no estaba sin controversia ya que en uno de los que serían sus últimos partidos con el Olympiakos le “quitó” el balón a un compañero para cobrar un tiro libre, metió gol, lo festejó solo y corrió hasta donde estaban los Ultras 7 y les aventó su playera.

Venta récord al Shakhtar

En ese verano el club griego vendió a Nery al Shakhtar Donetsk, uno de los clubes más importantes de la liga de Ucrania, pagaron 20 millones de euros que hasta la fecha es un récord para un fichaje en ese país.

Las cosas empezaban bien para Nery en Donetsk, anotó en la Champions y recibía minutos, pero unos meses después volvió a causar controversia cuando se marcó un penal en favor de su equipo y le arrebató el balón al cobrador oficial, Castillo falló la pena máxima e inmediatamente fue sustituido por su entrenador, al terminar el partido éste dijo que era una de las mayores faltas de profesionalismo que había visto y que se tomarían medidas.

A partir de ahí Nery se convirtió en un jugador de banca y el Shakhtar empezó a hacer lo imposible por deshacerse de él, el problema era que habían pagado demasiado y nadie les iba a dar una cantidad similar, así que su solución fue empezar a mandarlo de préstamo a distintos equipos.

Feria de préstamos

El primero fue el Manchester City, los Citizens no querían pagar mucho por él y al final llegaron a un acuerdo de préstamo en el que el club inglés pagaría una cuota por tener a Castillo por 1 año, tal era su desesperación que el mismo Nery pagó la mitad de esta cuota, algo rarísimo en el mundo del futbol.

Castillo tenía todas las de ganar, era un buen equipo y si jugaba bien ahí podría convencer a algún equipo de pagar más por él o al mismo Shakhtar de volverlo a convertir en titular, desafortunadamente poco después de su llegada sufrió una lesión y para cuando se recuperó nunca pudo volver a conseguir minutos con el club. Llegó en diciembre de 2007 y salió en enero del 2009.

En estas fechas seguía recibiendo llamados al tricolor, pero tristemente su momento más recordado fue fuera del campo en una conferencia de prensa durante la eliminatoria rumbo a Sudáfrica, tal vez lo recuerdan:

Para la temporada 2009-10 el Shakhtar no tenía ningún interés en darle minutos al mexicano, a tal grado que lo prestaron al Dnipro Dnipropetrovsk, un acérrimo rival en la liga ucraniana. Pasó otro año sin minutos y sin poder salir de su situación

En la 2010-11 el préstamo fue al Chicago Fire de la MLS, la misma historia, pocos minutos y poca efectividad y un año sin absolutamente nada que destacar.

Su siguiente parada fue el Aris de la la griega, empezó de préstamo y luego logró finalizar su contrato con el Shakhtar para firmar con el Aris. Ahí fue su mejor momento post-Olympiakos logrando 7 goles en 33 partidos entre el 2011 y el 2012.

Repatriado

En ese momento Nery Castillo se unió a la lista de “repatriados” firmando un contrato con el Pachuca y jugando por primera vez en México, no brilló y pasó de préstamo al León donde fue la misma historia. En su paso por nuestro país se habló más de sus peleas con la directiva y entrenadores que de su juego en el campo.

La última y nos vamos

En el 2013 se lo llevaron a Europa firmando con el Rayo Vallecano, disputó 11 partidos y anotó 2 goles pero después de un año le dieron las gracias. En el verano del 2014 se especuló que podría firmar con el Kalloni de Grecia pero nunca sucedió, dicen que a sus 30 años sigue entrenando por su cuenta y quiere una oportunidad más de destacar en el mundo del futbol, pero parecería que ya fue ya que no consiguió equipo en toda la 2014-15.

Así se nos fue una de las grandes promesas del futbol mexicano en su momento.



TU DOSIS DE FUTBOL