México en la Copa América: Paraguay ’99

10 junio, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por:

La Copa América es el torneo de selecciones más antiguo del mundo, su primera edición fue en Argentina 1916; sin embargo, como país del norte del continente, México no es un participante habitual, sino un invitado, por lo que su primera aparición en la justa se dio hasta 1993 en Ecuador. Fue tal el impacto causado por el ‘Tri’ en ese torneo, que desde entonces es un invitado fijo al certamen del cono sur.

Para la trigésimo novena (39) edición de la Copa América, que se disputó en 1999 en Paraguay, México ya era todo un habitual de la competencia. A pesar de no ser miembro de la Confederación organizadora, los nuestros llegaban a tierras guaranís para enfrentar su cuarta competición continental consecutiva y en todas las versiones anteriores habían, por lo menos, pasado de la fase de grupos. Esta vez el cuadro azteca compartía el sector “B” con Chile, Venezuela y otra vez Brasil.

Para la competencia en Paraguay, el ‘Tri’ era dirigido por Manuel Lapuente, quien en sus últimas temporadas de Liga había levantado un bicampeonato y un subcampeonato con Necaxa, luego su equipo fue cruelmente desmantelado y el de la boina fue promovido a técnico nacional de cara al Mundial de Francia ’98, donde realizó un buen papel y eso le aseguró su puesto al menos hasta la justa continental. Además, la base de jugadores era prácticamente la misma que llevó a la Copa del Mundo, contaba con Campos, Cuauhtémoc Blanco, Luis Hernández, García Aspe, Ramón Ramírez, Pável Pardo y la nueva figura nacional, el atlista de 20 años Rafa Márquez, quien tuvo tan brillante actuación ese verano en Paraguay y en la Copa Confederaciones, que en agosto fue fichado por el A.S. Mónaco, de Francia.

El primer encuentro de México fue ante Chile, ambos equipos mostraron mucho orden y se cuidaban de los atacantes rivales, porque si bien, nosotros contábamos con Blanco y Hernández, los andinos tenían a Iván Zamorano, entonces figura del Real Madrid. Como era de esperarse dadas las estrategias, el primer tiempo terminó con empate a cero y este se rompió hasta la segunda mitad, concretamente al minuto 59 cuando ‘el cuau’ filtró un pase al área y dejó sólo a Luis Hernández para que el “güero” abriera el marcador, así concluyó el partido, 1-0 para México.

El siguiente rival fue Brasil, los mismos que un año antes caían en la final de la Copa del Mundo ante el anfitrión y que con la misma base galáctica conformada por Rivaldo, Roberto Carlos y Ronaldo (R9), enfrentaban la Copa América. La verdeamarelha jugaba un futbol de otro nivel, en su debut golearon 7-0 a Venezuela y ante México buscaban el boleto a la segunda ronda, lo consiguieron al derrotarnos 2-1, el gol nacional lo hizo Isaac Terrazas.

Con una victoria 1-0 y una derrota 1-2, la selección nacional llegaba al tercer partido con tres puntos y diferencia de 0, lo que lo dejaba como un fuerte candidato a calificar y debían enfrentar al beisbolero país de Venezuela, quienes llegaban con dos derrotas y diferencia de -10. Los nuestros fueron amos y señores del encuentro, Cuauhtémoc Blanco fue la figura: abrió la cuenta al 21′, le puso un centro a Osorno para que ampliara la ventaja al 29′ y anotó el tercero para México diez minutos después, luego se fue expulsado ridículamente sobre el final del encuentro. Los venezolanos anotaron el de la “honrilla” al minuto 72 y acabaron la Copa con 13 goles en contra y sólo ese a favor.

México estaba otra vez en cuartos de final de la competencia continental y el rival sería Perú, aquel juegazo sacó chispas. Apenas corrían 6 minutos de juego cuando Roberto ‘chorrillano’ Palacios, quien era jugador de Tecos, hizo una como si fuera jugador del Inter de Milán, desplomó a la defensa nacional y abrió el marcador para Perú; 9 minutos después, el mismo ‘chorrillano’ puso un balón impresionante para su compañero José Pereda, quien era delantero de Boca Juniors y como tal definió bombeando a Campos, Perú lo ganaba 2-0 y apenas corrían 15 minutos de juego. Las cosas no se veían para México, pero apareció Luis Hernández, primero al minuto 28 cuando remató un excelente centro para acercar a los nuestros y cinco minutos después con el cobro de un penalty que ponía el marcador 2-2 al minuto 33, aunque el gusto de haber emparejado el marcador sólo duraría 7 minutos y otra vez fue con un golazo, esta vez del jugador de la Premier League, Nolberto Solano, quien desde afuera del área metió un disparo pegado al poste y le devolvió la ventaja a Perú 3-2. La segunda mitad fue muy cerrada, los nuestros buscaban el empate, los peruanos se defendían y eran muy peligrosos en los contrataques; sin embargo, al minuto 87 apareció otro chavito mexicano, un casi novato de Pumas que se llama Gerardo Torrado, éste prendió un balón de larga distancia y clavó el 3-3 cuando parecía que quedaríamos eliminados. Así nos fuimos a los penales donde México se sintió Alemania, cobraron 4: Claudio Suárez, Isaac Terrazas, Rafael ‘chiquis’ García y Zepeda, anotaron los cuatro, Perú falló dos y pasamos a la semifinal.

En semifinales volvimos a ver a Brasil. Qué mala suerte, un torneo de máximo seis partidos y en el quinto te toca VOLVER a enfrentar a una de las verdeamarelhas más ganadoras de la historia; en fin, se jugó muy bien y sin miedo ante un rival muy superior, los nuestros buscaron y hasta fueron mejores por momentos, crearon peligro y tristemente se cayó 2-0, pero con la frente en alto. La venganza llegaría un mes después al ganarles la final de la Copa Confederaciones en el Azteca, pero por entonces, sólo quedaba jugar por el tercer lugar.

México terminaría su participación en aquella Copa América tal y como la empezó, enfrentando a Chile. El duelo de consolación no es ni tan llamativo, ni tan emocionante como sería jugar una gran final; sin embargo, es un partido de trámite que se debe disputar y que representa jugar la máxima cantidad de encuentros que un certamen te permite, de ahí la importancia de buscar el bronce. Este partido “sin chiste” estuvo entretenido, pues al no jugarse nada, los equipos se abrieron y mostraron un futbol de conjunto y con llegadas en ambos lados. Paco Palencia abrió el marcador tras una serie de rebotes en el área a los 26 minutos de juegos, después hubo mucho peligro en ambas cabañas, pero no cayó gol sino hasta el minuto 81 cuando Raúl Palacios empató para Chile, pero seis minutos más tarde apareció Zepeda para rematar en el área chica un centro de Luis Hernández y marcar el 2-1 definitivo. México terminó su participación en Paraguay tal y como la empezó, venciendo a Chile por un gol.

Se acabó una edición más de la Copa América y otra vez México jugó 6 partidos, la máxima cantidad posible en la justa continental. Era otro tercer lugar para los verdes y otra buena actuación azteca que confirma la decisión de invitar a nuestra selección a jugar el torneo de selecciones más antiguo del planeta.

 

Mira que hizo México en Ecuador 1993 AQUÍ

Mira que hizo México en Uruguay 1995 AQUÍ

Mira que hizo México en Bolivia 1997 AQUÍ

Mira que hizo México en Colombia 2001 AQUÍ

Mira que hizo México en Perú 2004 AQUÍ

Mira que hizo México en Venezuela 2007 AQUÍ

Mira que hizo México en Argentina 2011 AQUÍ



TU DOSIS DE FUTBOL