Las 5 copas de Santos, una corta historia de éxito

1 junio, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Con el título levantado ayer en Querétaro, el Club Santos Laguna se coronó por quinta ocasión en su corta historia. Este equipo aparece en 1982 y adquiere su nombre de la localidad donde en un principio habría de jugar, Santa Cruz, Tlaxcala, donde los habitantes reciben el gentilicio de “santos”.

En la temporada 1982-1983, el Club es adquirido por el IMSS de Gómez Palacio, Durango, quienes logran llevar un equipo de futbol a la Laguna; además, en ese año, dicha institución ganó el torneo nacional del IMSS, adquiriendo así, como premio, una franquicia de la segunda división “B”, era el momento de empezar a escalar un camino al profesionalismo para el entonces llamado Santos IMSS, quienes en 1984 lograron su ascenso a la Segunda División “A”, antesala del máximo circuito.

En 1986, el IMSS desecha a sus equipos de futbol, dejando sin dueño a los laguneros y al Atlante, por ello, el cuadro santista es adquirido por empresarios de la zona y ese mismo año utiliza por primera vez los colores verde y blanco en su uniforme.

Para la temporada 1987-1988 vuelven a haber cambios en el futbol mexicano, el tradicional equipo de los Ángeles de Puebla se encontraba en una apremiante situación financiera que los lleva a vender la franquicia y el ganón del acto fue Santos, quienes sin ganar su ascenso en la cancha, llegaban a la Primera División.

Los primeros años de los laguneros en el máximo circuito fueron muy sufridos, sólo se aspiraba a mantener la categoría temporada tras temporada y así fue hasta la 93-94, cuando no sólo salvaron la categoría se metieron a la liguilla, sino que acabaron como subcampeón al caer en la final ante los Tecos de la UAG, que eran dirigidos por Vucetich. Ahora Santos ya era un importante del futbol nacional, pero le faltaba coronar.

En 1996 el futbol nacional volvió a dar un giro, los torneos largos no daban suficiente ganancia a los dueños del balón y qué mejor que dos liguillas al año para revertir las cosas, por ello, en agosto de ese año inició el primer torneo corto oficial de nuestro país (el Prode 85 y la Copa México 86 aún no eran contemplados como oficiales) y también cambió la historia del Club Santos Laguna.

En el torneo de Invierno 1996, el Santos levantó el  primer título de campeón del futbol nacional por primera vez. El Estadio Corona era el testigo de la final de vuelta que llegaba con un marcador parcial de Santos 1-1 Necaxa, equipo que llegaba en busca del tricampeonato, pero que a pesar de palparlo por un momento con el golazo desde media cancha de Ricardo Peláez, sucumbió ante los laguneros cuando Jared Borgetti anotó un gol de cabeza en un clarísimo offside que el árbitro Arturo Brizio no quiso señalar.

En el torneo Verano 2001 Santos volvió a ser campeón, conseguían su segundo título derrotando al Pachuca con global de 4-3. Ese día volvía a jugarse una final de vuelta en el Estadio Corona, pero esta vez se llegaba con la desventaja de 1-2 en el marcador. El camino lo abrió el ídolo Borgetti con un suave cabezazo que le desviaba la trayectoria del balón a Calero, con eso despertó la afición que apoyó hasta que se levantó el segundo título en la historia de los albiverdes.

Para el Clausura 2007 el Santos se encontraba con problemas de descenso, por lo que se realizó una reestructuración buscando la permanencia, ésta se consiguió dramáticamente en la última jornada y las bases de un cuadro ganador ya estaban forjadas, seis meses después el Santos terminaría el Apertura 2007 como superlíder y con la inercia suficiente para levantar su tercer título tan solo dos temporadas después en el Clausura 2008, cuando para variar y hacer moda de una costumbre, el subcampeón fue Cruz Azul, equipo al que derrotaron 1-2 en la ida en el Estadio Azul y empataron a uno en el Corona, para un global de 3-2.

El cuarto título de Santos Laguna llegó ante los Rayados de Monterrey en el torneo Clausura 2012. Los Santos habían terminado la campaña como líderes de la competencia, por lo que tenían el privilegio de recibir los juegos de vuelta en casa y así sucedió también con la final que se jugó en el TSM, ya no en el Corona. El juego de ida terminó con empate a uno y todo habría de definirse en la vuelta, donde los de Torreón ganaron 2-1 y se coronaron campeones.

Ayer los Santos sufrieron el primer tiempo pues parecía que se les esfumaría la ventaja de 5-0 que sacaron de la ida, pero en verdad que esa manita que le metieron a los Gallos en Torreón fue un hueso muy duro de roer, el replanteamiento de Caixinha para la segunda mitad y toda la marrullería y bestial forma de hacer tiempo le rindieron frutos, Santos levantó su quinto título en Querétaro, el primero que ganan como visitantes, pero una vez más lo consiguieron en casa con el aplastante marcador que sacaron del partido de ida.

Felicidades al Club Santos Laguna, a toda la comarca lagunera, a Torreón, a Ciudad Lerdo, a Gómez Palacio, a Durango y a Coahuila, porque como bien lo dice la canción, son tres ciudades y dos Estados. Hoy mucha gente festeja el título, Santos es campeón del futbol mexicano por quinta ocasión.



TU DOSIS DE FUTBOL