Barcelona es campeón de Champions League

6 junio, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: L.F. Salas

Se terminó el mejor torneo del mundo y tenemos un nuevo campeón.

La final juntaba en Berlín a dos de los mejores equipos del mundo en este momento, el que levantó un doblete en Italia, la Juventus de Turín, contra e que hoy ha levantado un triplete, el Barcelona.

Los bianconero arrancaron el partido entre nerviosismo, no se veían finos en los toques y perdían cada balón que tenían, parecía una pesadilla de esas que acaban cuando uno muere y sólo duró tres minutos, tiempo suficiente para que el Barça se hile en una jugada y abra el marcador por conducto de Rakitic.

Minutos después tuvimos la primera polémica del partido con una mano en el área de Stephan Lichtsteiner que el central bien pudo haber sancionado como penal en favor del Barça, pero se veía que venía en plan “dejar jugar”.

Con el 1-0, el Barcelona tomó el balón e incluso tuvo varias para meter el segundo, los italianos no veían la suya por ningún lado, tardaron mucho en volverse a meter al juego y para cuando lo hicieron, ya se acababa la primera mitad.

Para el segundo tiempo los de Allegri parecían otros, el balón fue suyo y también las de peligro, nueve minutos después, estas insistencias se convirtieron en el gol del empate y la Juve parecía levantar la mano para coronarse, no dejaban de atacar ni de buscar el segundo, hasta que un centro para Paul Pogba no pudo ser controlado debido a la tacleada de Dani Alves sobre el delantero francés, pero el árbitro turco decidió no marcar la pena máxima y pena fue lo que dio la Juve a partir de eso. Tan sólo una descolgada después, Suárez se encontró un rebote en el área, clavó el 2-1 y el partido cambió en un abrir y cerrar de ojos.

Con la caída anímica de la Juve, el Barcelona plagado de los mejores jugadores del mundo pareció recordar quiénes son. Empezó a verse un concierto de “tiki taka” y posesión del balón como hace mucho no nos entregaban, lo que venía acompañado de una Juventus sin cabeza que ya sólo buscaba patear.

Ya sobre el final del encuentro Neymar volvió a mojar para los culés, enfrentó al arquero italiano tras una descolgada que inició en la propia área blaugrana y que pasó por los pies del mejor tridente ofensivo del mundo para acabar en las redes, era el 3-1 que resultó definitivo y que dio paso a los festejos del Barcelona.

 



TU DOSIS DE FUTBOL