Tigres a semifinales de Libertadores por primera vez [resumen y video]

27 mayo, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Sí hubo remontada…

Ayer los Tigres llegaron a su casa para tratar de sacar frente a la adversidad, caían por marcador de 1-0 y estaban obligados a anotar para llevarse la serie, pero si recibían un solo gol, tendrían que ganar por dos. El orden y la contundencia serían los factores más importantes para los ‘tuca boys’.

Desde antes de que empezara el partido se podía sentir el incondicional apoyo de la afición felina y el ambiente de tensión que se da por un equipo que está jugando muy bien y no merece irse de esta temporada con las manos vacías. Hace diez días se quedaron fuera de la Liga MX y ya sólo tienen la Libertadores, lo que parecería extraño en un equipo de Ferretti, pero no esta vez, ahora han sido un gran animador del torneo continental y lo ha tomado con la seriedad que se requiere para ganarlo.

El juego arrancó de forma muy trabada, los ecuatorianos sabían que el empate les daba la clasificación y que lograr algún gol de visitante era mucha ventaja, por lo que buscaban destruir el juego, aunque de forma ridícula, su estrategia debió cambiar apenas al minuto 5, cuando los nervios y la presión del volcán provocaron un tremendo oso de la defensa y el arquero de Emelec. Un centro muy lejano de Rafael Sóbis viajó por toda el área ecuatoriana y se metió en la portería sin que nadie la tocara, 1-0 en El Volcán, 1-1 en el global y las semifinales estaban más cerca. Gol casi de vestidor y aún quedaba prácticamente todo el partido por delante.

Con el resultado en el alambre, los de la UANL decidieron pasear el esférico, ya no se les notaba apurados  y contaban con su gente. La presión ahora era para los de Ecuador, quienes al minuto 19 tuvieron la suya en los pies de John Narváez, pero a este se le notó que su posición es en la defensa y no logró hacer un buen contacto dejando un balón rodadito para Nahuel que sólo tuvo que recostar a su derecha para atajar. La respuesta de Tigres llegó nueve minutos después. Al minuto 28 Tigres no tuvo una para aumentar su ventaja, sino dos. Primero en un ingreso del ‘paleta’ Esqueda por la derecha del área desde donde cruzó su disparo para que una gran atajada de Dreer nos mostrara el balón saliendo dramáticamente por la línea de meta, era tiro de esquina para Tigres y al ser cobrado llegó hasta Arturo ‘la palmera’ Rivas, quien remató apenas desviado. Todavía sobre el final del primer tiempo vimos un cañonazo muy lejano de Rafael Sóbis, este pasó apenas a centímetros del ángulo y levanto a varios seguidores de Tigres de su asiento, pero se les ahogó el grito de gol.

Empate a uno al medio tiempo, quedaban 45 minutos y la situación de Tigres era muy incómoda porque en caso de recibir un gol, tendrían que ir por otros dos, pero en caso de no anotar, tendrían que ir al alargue y los posibles penales, lo que parecía ser la renta que buscaba el Emelec. Fue entonces que Ricardo Ferretti hizo su primera modificación y mandó al campo a Damián Álvarez, el ídolo felino, por Joffre Guerrón. Ahora los Tigres contaban con su gran creativo en el campo y habían retirado a un jugador netamente ofensivo, pero mucho más muscular que cerebral. Se notaba la intención del ‘tuca’ de tener más el balón y buscar generar peligro de distintas maneras, pero sin desordenar el fondo, no había necesidad de ello.

Y así fue, el segundo tiempo arrancó con unos Tigres dominantes e hicieron que la afición se volviera a volcar sobre la cancha, no cesaba el vamos ti-gue-res y así iban e iban una y otra vez, primero al 51 cuando salió la magia de los zapatos de ‘la chilindrina’ Álvarez, hizo un recorte hacia adentro en el borde del área y sacó un espectacular derechazo que fue muy bien desviado hacia arriba por el arquero ecuatoriano, lo siguiente era dominio felino, habían algunos intentos de los azules pero nada con verdadero peligro, pero el tiempo corría y eso parecía favorecer a los de Ecuador, hasta que al 79′ llegó la calma al ‘tuca’ y la fiesta a las tribunas. José Arturo Rivas, el famoso ‘palmera’, el defensa goleador volvía a hacer de las suyas con otro cabezazo en el área rival esta vez tras una gran jugada de Sóbis dentro del área para sacar un centro, este fue ligeramente desviado por un defensor que solo la alejó de su arquero y llegó Rivas para anotar el segundo.

Con el 2-0 en el marcador el pase era de los Tigres, quedaban poco más de diez minutos en el cronómetro y el obligado ya era el Emelec, pero nuestro bien conocido ‘tuca’ estaba tranquilo, lo suyo, lo suyo es aguantar, es jugar con orden y con marcaciones al segundo; el Emelec no encontraba por donde.

Todavía Ferretti hizo otro cambio al 89′ cuando sintió que lo empezaban a atacar y metió a Egidio Arévalo para realizar funciones de conservar el balón y obligaba a los Eléctricos a regresar a algún defensa sumado al ataque. Así se consumió el reloj y terminó el encuentro con el 2-0 (2-1 global) y la clasificación de los Tigres de la Autónoma de Nuevo León a las primeras semifinales de Copa Libertadores de su historia.

El siguiente rival de los Tuca Boys será el ganador de la llave entre el Santa Fe de Colombia y el Inter de Brasil, hoy (27 mayo) se juega el partido de vuelta en Porto Alegre con un marcador global de 1-0 en favor de los visitantes. Las semifinales se jugarán hasta mediados de julio ya que habrá pausa por la Copa América.

Enhorabuena Tigres… Vamos por la copa, cada vez está más cerca.



TU DOSIS DE FUTBOL