Santos Laguna eliminó al Guadalajara

24 mayo, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Y colorín colorado, esto no se ha acabado porque aún tienen problemas de descenso.

La temporada de las Chivas Rayadas ha llegado a su prematuro final. Hace unos meses el rebaño era fiel candidato a descender, pero las figuras como Michel, Bravo y Fabián que volvieron al club, lograron sacar agua del bote, amarraron la permanencia para esta temporada e incluso se metieron a la liguilla para hacer soñar a toda su afición.

El sueño continuó hace ocho días cuando el Guadalajara goleó 4-1 al Atlas y se metía a semifinales para enfrentar al Santos, ese equipo que se coló a la liguilla como octavo y eliminó al primero, a Tigres.

En las series de cuartos, ambos equipos empataron en la ida como locales, dejando cierta ventaja al rival que cerraría en casa. Los de Torreón empataron a uno y llegaban como víctimas al Universitario, pero sacaron el triunfo de 0-1 y calificaron. Por su parte, los de Jalisco habían empatado a cero y al no haber recibido gol como visitante, tomaban el criterio de desempate en caso de anotar en la vuelta, lo que lograron en los primeros minutos y abrieron el juego, resultando en una goliza… El ‘chepo’ no aprendió la lección que le dio a Boy.

Tapatíos y Laguneros empataron a cero en la ida de esta serie y llegaban al Omnilife sabiendo que el 0-0 era el único empate que clasificaba a Chivas, por lo que el ‘chepo’, aparentemente, salió en busca de ese resultado, incluso siendo obvio cuando la banca contaba con puros hombres de ataque por si fallaba su estrategia. Y así sucedió.

Santos salió a buscar su gol, salió a hacer partido ante un rival que ni las manos metía. Las Chivas parecían el Necaxa de ayer pero con el short de otro color. Era cuestión de tiempo para que cayera el gol de Santos y fue Djaniny Tavares quien lo convirtió, era el 0-1 y las Chivas, que ratonera y mediocremente salieron a romper el juego, ahora se tendrían que abrir para tratar de meter dos, el empate ya no les servía.

Con todo y la necesidad, el Guadalajara nunca fue peligroso y se tragó la misma pócima que le recetó al Atlas, fueron víctimas de su propia inoperancia y cayeron 0-3, viendo al defensa central Izquierdoz anotando en un tiro de esquina que regaló Michel y luego fueron espectadores en primer plano del golazazazo que nos regaló el ‘avión’ Calderón.

Los Santos ya están en la final, las Chivas, por su parte, ya están de vacaciones y pensando en la batalla del descenso que aún deben enfrentar, al menos, por los próximos 12 meses.



TU DOSIS DE FUTBOL