Esta fiel afición no merece sufrir así

12 mayo, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

En el torneo Verano 97 la Máquina Celeste de Cruz Azul salió campeón y desde entonces no ha vuelto a levantar una Liga, eso ya todos lo sabemos. Desde esa fecha, los Cementeros han disputado 10 finales entre todas las competencias que participan y han perdido 8 de ellas, ganando una Copa MX y una CONCACHAMPIONS.

Cruz Azul ya había perdido finales antes de esta época de malaria, son el máximo subcampeón del futbol nacional con 10 finales de liga perdidas y la mitad de ellas se dieron antes del último campeonato; sin embargo, entonces no existía la asimilación del equipo con el fracaso, antes este equipo ganaba finales y levantaba títulos, eran un gran club que se hacía respetar y juntaban aficionados día a día. Incluso, cuando perdieron la final de la 94-95 ante el Necaxa, los seguidores azules aplaudieron a los suyos y al campeón, fueron un digno y orgulloso subcampeón, sacaron fuerzas de esa derrota para ganar la próxima final que jugaron y mostrar así la valía de jugadores como Hermosillo, ‘peruano’ Reynoso y ‘Lupillo’ Castañeda. Pero esos tiempos y esa calidad de gente al interior de la institución habrían de desaparecer.

Cada temporada, La Máquina ilusiona a sus seguidores con contrataciones y resultados momentáneos, siempre pelean por lideratos a media campaña, se han metido a más liguillas que cualquiera en nuestro balompié, pero su público, aquellos que dan vida a esta historia, no pueden quedar conformes con ello. La gente azul NECESITA salir campeón.

Los aficionados de Cruz Azul son la gente más fiel que puede haber. Si eres un vil patán, búscate una novia que le vaya a La Máquina, porque al parecer, no importa lo que le hagas ni qué tanto la lastimes, ella jamás te dejará. Los cruzazulinos tienen que aguantar las burlas de todos los demás todo el tiempo y siguen defendiendo el color de su pasión, siguen llenando el Estadio Azul y los bolsillos de la directiva, compran las playeras, cachuchas, trompetas, chamarras y toda la parafernalia del club, confían en que cada seis meses se corona un nuevo campeón y creen ciegamente que pueden ser ellos para que pase ese medio año y nos riamos de su situación, otra vez.

Para cada inicio de torneo, en el seno azul se presentan nuevas contrataciones. Cada seis meses escuchamos nuevos nombres que prometen reforzar a La Máquina y dar un título, pero la afición ya está cansada de todos los “inhos”, “ãos”, estrellas de la década pasada y “cracks” argentinos y paraguayos que trae Carlos Hurtado, que se los mete a la máquina a cambio de millones de pesos y no dan el resultado que se espera, ser campeón de Liga.

¿Será que otra vez Hurtado sacará dinero llevando un petardo tronado (o varios) a La Noria? Posiblemente sí y no es justo para la afición. Como dijimos, los aficionados azules son fieles, son ingenuos y sufren lo que los jugadores no, total, luego cambian de equipo. ¿La directiva? ¿cómo creemos que la directiva va a sufrir?, los resultados no determinaron, determinan, ni determinarán la continuidad de quienes hacen dinero a costas del club. Las entradas al estadio son buenas, las ventas no paran y las arcas siguen creciendo en beneficio de quienes cobran por estar ahí, ¿qué más le da al Sr. Álvarez si Cruz Azul jamás vuelve a levantar un título?

Los que sí sufren no ganan del club, por el contrario, son los que pagan y mantienen lucrativa a la institución, son los que pagan con burlas los fracasos deportivos de Cruz Azul y aguantan, en verdad que cómo aguantan, porque a pesar de ser tan maltratados por el resto de los seguidores del futbol, ellos siguen fieles al azul y esa es la cruz que decidieron cargar.

Esta fiel afición simplemente no merece sufrir lo que la directiva celeste les escupe cada seis meses, punto.



TU DOSIS DE FUTBOL