Que le llueva al Azul!!!! (más)

4 abril, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

Se acabó el primer clásico del día y las expectativas de todos (o casi todos) los espectadores fueron cumplidas. El primer tiempo transcurrió de forma apretada, las Águilas especularon, mostraron algo de idea y esperaron a ver que presentaban los de azul; por su parte, La Máquina tuvo la pelota, contó con la gran actuación de Alemao enviando balones al área y para su desgracia, también contó con Mauro Formica para recibirlos, éste no sólo desaprovechó la más clara del primer tiempo, sino todas las que tuvo en el partido. Sobre el final del primer tiempo, los azules bajaron los brazos (posiblemente cansados de tanto fallar) y los amarillos empezaron a amenazar con lo que son capaces.

Cero a cero al medio tiempo y nada para presumir hasta entonces. Arrancó la segunda mitad y las Águilas tomaron la iniciativa, fiel a su costumbre de los primeros minutos de las segundas mitades, el América se fue al frente, afortunadamente para su estrategia cayó el gol de Oribe en un centro en el que ganó la posición al ‘cata’ Domínguez, su deficiente marcador quien ya se ha acostumbrado a fallar en el Azteca para permitir al América anotar y las cosas se ponían cuesta arriba para el Cruz Azul, situación en la que no sabe trabajar.

Después del gol el partido cayó en un bache, los ‘cremas’ defendían su posición marcando por zonas mientras los azules no supieron encontrar el marco, aunque sí el área, pero otra vez fallaron todas las que se presentaron teniendo en Mauro Formica a su peor enemigo, quien tuvo la más clara cuando el juego ya iba 1-0 y volvió a verse ridículo en su definición.

El partido terminó en el mismo tenor en que se jugó después del gol, con un América que tuvo dos más para ampliar la ventaja y un Cruz Azul sin idea, sin variantes y desaprovechando todas las que tuvo. Ahora llega la paz al gallinero y la presión a La Noria, después de recibir diez goles y anotar sólo uno en tres partidos, anotar otro fue suficiente para vencer al Azul, a quienes el no poder anotar les volvió a pasar factura y así, su ya famoso pecho frío les volvió a cobrar con la derrota.

Así, Matosas vuelve a respirar, los jugadores del ‘Ame’ a festejar, el ‘flaco’ y sus secuaces a no sentir nada y nuestros amigos Juan Pablo, Manuel Calvillo, Pepe, Pao, Isidoro y el resto de los americanistas estarán en su nirvana, volviendo a aplastar a los azules como ya se han acostumbrado y mostrando otra vez que el Cruz Azul es un equipo perdedor, que sus aficionados no tienen más remedio que aguantar todas las agresiones que no merecen y que a los jugadores, cuerpo técnico y directiva azules parece no importar.

Que empiece el bullying al Cruz Azul por cortesía de Oribe Peralta, que continúe la triste historia que este equipo “pechofrío” se ha vuelto experto en escribir, desde tiempo atrás, a su tan maltratada afición. Que siga el bullying, total, a los azules parece ya no afectarles.



TU DOSIS DE FUTBOL