Por el trono del mágico mundo de la Copa MX

21 abril, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images, Nicolas Raymond y David

Cuenta la leyenda que en esta tierra encantada de la Copa MX, aquel que logre vencer a su rival en el último juego de 90 minutos, más el alargue y penales de ser necesario, podrá sacar la espada de la piedra y entonces será proclamado Rey de Copa, se coronará como monarca absoluto del mágico torneo y todos los demás deberán llamarlo, desde entonces, “su majestad”.

Esta noche, en punto de las 20:00 horas, los Camoteros de Puebla recibirán al rebaño sagrado que llega desde la perla de occidente. Son los dos últimos sobrevivientes de esta odisea y habrán de verse las caras para batirse en un duelo a muerte y apoderarse del trono de este mágico mundo. El campo de batalla, como el oráculo lo asignó, será la cancha del Estadio Olímpico de la BUAP.

El cuadro visitante ha recorrido un largo camino hasta la tierra de los volcanes. Como se ha contado en esta historia, en un principio vivían felices y eran soberanos de todo el reino del futbol nacional; sin embargo, hace unos años fueron raptados por el malvado dragón que los sacó del Castillo Jalisco para llevarlos al frío y moderno Palacio Omnilife, donde su reinado se empezó a congelar y no han vuelto a llevar alegría a su afición.

Si de pena se trata, la del cuadro Camotero es un historia con mayor pesar. La Franja fue un equipo de gran importancia entre los seres que habitan la tierra del futbol. La Fortaleza Cuauhtémoc era una estadio que se hacía respetar y durante muchos años vivió glorias y levantó campeonatos, consiguió Ligas, Copas y el respeto de todos los que en algún momento intentaron conquistar aquel fuerte, pero un día, aparentemente, les cayó una maldición y el inmueble perdió su poder, los resultados abandonaron a La Franja y vino una época de oscuridad, una época que hoy sigue atormentando al cuadro poblano y los tiene cerca de descender.

Hace más de un mes, aquel diez de marzo cuando ambos clasificaban el mismo día a las batallas semifinales, sus situaciones eran precarias y similares, ambos peleaban por la permanencia, hoy ese problema sólo atañe a La Franja. En ese momento, al verse tan cerca de un trono, los rivales de hoy se cubrieron de un polvo de hada que les dio fuerza y vigor para llegar hasta aquí. Si bien no se sabía si podrían mantener la categoría para el año entrante, al menos cada uno trataría de llevar alguna alegría a su aldea, se juraron luchar por la copa y emprendieron el camino que los llevó a la final.

Aquel día, cada uno de los escuadrones encontró a un improbable héroe. Por el lado del rebaño apareció el Príncipe Erik ‘cubo’ Torres, por el Puebla fue Shrek, don Cuauhtémoc Blanco.

De un lado fue un nacido en el terruño, quien después de haber sido enviado al frente de batalla en Los Ángeles, con Chivas USA, fue repatriado y enviado a las minas de sal, para ser convocado esporádicamente y entonces el muchacho respondió con goles que cuentan, en Liga y Copa, anotando para dar el pase a su equipo, para empatar juegos que se iban perdiendo y para voltear la batalla más importante en la lucha por no descender, precisamente el juego ante Los Camoteros, partido que perdían 1-0 y que con el ingreso del ‘cubo’ y sus goles, terminó 1-2. Esos Camoteros son el rival que las Chivas enfrentarán hoy y que busca venganza.

El Puebla también se ha escudado en un improbable héroe, el anciano y poderoso ogro del bosque, el tremendo monstruo que parecía retirarse para descansar en una cueva y que de pronto tomó un nuevo aire, que demostró todo su talento y poder y ha comandado a los de La Franja hasta el día de hoy para que pueden alcanzar una gloria y así, este tremendo jugadorazo, se retire de las canchas con una copa antes de integrarse a la oscura dimensión de la política.

Llegaron las batallas semifinales y la chiva del bosque recibió en el frío palacio al Jaguar que cruzó el país desde las lejanías de la selva, todos los aldeanos se congregaron en el monumental Omnilife para ver esta batalla, el lugar estaba pletórico y los felinos casi arruinan la fiesta al ponerse en ventaja, pero el príncipe y la reina no lo permitieron, ya que primero apareció Reyna para meter el 1-1 y luego el príncipe Erik el ‘cubo’ Torres anotó el del triunfo rojiblanco que abría el paso para cruzar el puente y continuar la marcha hacia la final de hoy.

Dos semanas después, en el mismo campo universitario donde se enfrentarán hoy, la Franja recibió a la Pandilla de Monterrey en la otra batalla semifinal. Ese día el gran ogro Blanco del bosque guió a los suyos con la excepcional magia que sólo el gran Cuau sabe hacer. El rival no era nada sencillo, era esta pandilla comandada por el ‘turco’ Mohamed que pretendía hacer al Alí Babá y robarse el boleto a la final, pero no en ese lugar y menos frente Cuauhtémoc Blanco y los suyos, quienes se dieron un festín de rayados y los golearon 3-0 para asegurar su pase a la última batalla.

Desde aquel día, los de La Franja han padecido en la vida diaria de la aldea, vieron a dos de sus más cercanos salir del pozo del descenso y enfilarse a jugar una liguilla por el título nacional, enfrentaron al último truhán que puede salir condenado al descenso en su lugar, lo estaban derrotando y terminaron por dejarlo vivir con un autogol de su propio rey, el Rey, Luis Gabriel, quien les costó dejar dos puntos en el camino y hoy los acerca a la hoguera; sin embargo, y a pesar de tener que luchar por mantenerse en Primera, hoy toda la aldea camotera se concentrará en obtener el título de Copa y así llevar una alegría a quienes más les ha tocado sufrir. Por su parte, desde aquella misma fecha, el rebaño sagrado de occidente ha vivido una serie de satisfacciones, lograron liberarse de la condena al descenso, salvaron un empate ante su gran rival del bosque, el Zorro, quien tuvo la gran oportunidad de vencerlos y falló “a lo panenka” en el último suspiro de la batalla, después las Chivas alcanzaron la cima de la Liga y ahora enfrentarán este juego, buscando el trono de la Copa y en la antesala de enfrentar a su más odiado rival este domingo, cuando en el Omnilife se vuelvan a abrir las puertas para recibir a miles de aldeanos que abarrotarán el palacio y verán a sus Chivas ante el actual rey de la Liga, las Águilas del América, esos que hoy viven en la gloria y que hace años vieron nacer al gran Cuau que esta noche tratará de amargar la fiesta del rebaño.

Todo listo para la batalla final de la mágica Copa MX, esperemos que sea duelo intenso y muy entretenido, que hayan goles, juego limpio y un justo campeón que reinará por todo un año en este mágico torneo, donde todo puede suceder.

 

Fotografía:   Nicolas Raymond   y   David

 



TU DOSIS DE FUTBOL