¿Le hacen brujería al Puebla?

12 marzo, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Straffon Images

El Puebla anda mal, no es nada nuevo que desde aquellas épocas en que Manolo Lapuente dirigía al equipo del ‘mortero’ Aravena y el ‘búfalo’ Poblete, no se ha vuelto a ver una franja que atemorice, o mínimo, se haga respetar por sus rivales. Desde aquel equipazo que venció en la final de la 89-90 a la U.deG., el cuadro camotero ha visto desfilar a grandes jugadores como Gerardo Rabajda, el español Carlos Muñoz y lo que queda del Cuau; sin embargo, ninguno de ellos ha logrado colocar al Puebla en el lugar que su historia le merece.

Más allá de los nefastos directivos que han arrastrado tan hermosa tradición con problemas personales, egoísmos y hasta esa breve etapa como los ‘ejecutivos’ de la franja naranja, el cuadro camotero sigue buscando una explicación sobre cómo se pudo pasar del cielo al caño en un instante y permanecer ahí por más de dos décadas.

Ahora que se está remodelando el Estadio Cuauhtémoc y los Camoteros están jugando como locales en el estadio de la BUAP, los resultados como locales han mejorado, los de la franja llevan una marcha invicta jugando en “casa” y esta semana, precisamente en el Olímpico Universitario de la BUAP, se consiguió el pase a semifinales de la Copa MX. ¿Suena raro, verdad? y podría no ser coincidencia, todo depende de las creencias o supersticiones de cada quien.

Resulta que durante las obras en el Cuauhtémoc, se han encontrado vestigios de brujería y magia negra en el área de vestidores. El actual presidente del club, José López Chargoy, optó por no tomar esto como un excusa; sin embargo, como el mismo lo reconoció, debido a su personalidad supersiticiosa, ha mandado a que se deshagan de estos artilugios.

En entrevista telefónica para el programa “En Línea Deportiva”, López Chargoy dijo:

“Se han encontrado cosas que si le preguntas a gente que sabe de temas esotéricos, de cuestiones metafísicas, te comentan que es brujería para que le vaya mal al equipo, obviamente tampoco queremos poner de pretexto que por eso en el Cuauhtémoc no se nos han dado los resultados, pero si hemos encontrado dos o tres cosas ahí bastante fuertes”.

“Eso que encontramos ya no está haciendo efecto y también lo vamos a trabajar, yo también creo un poco en esas cosas, lo vamos a trabajar para que ya no se sigan dando esos malos resultados una vez que regresemos al Estadio Cuauhtémoc”

Así las cosas amigos, el equipo poblano pudo haber sufrido de actos de magia negra que les acarreó malos resultados, podríamos considerar que toda la rotación de jugadores, falta de gol, errores defensivos y hasta los más recientes descensos sean culpa de alguna maldición, e incluso, diríamos que fue el mismísimo demonio quien les envió a los directivos de los últimos años y los pleitos por la propiedad del club, total, a esos ya la misma afición los ha mandado al diablo.

 

Fotografía:   Straffon Images   y   ANGELOUX



TU DOSIS DE FUTBOL