La frustración del Chicharito

3 marzo, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: Video Youtube

Con las Chivas fue campeón de liga en el 2006 y de la InterLiga en el 2009, campeón de goleo y mejor delantero de la primera división en el 2010; emigró a Inglaterra para salir dos veces campeón de la Premier y tres del Community Shield con el Manchester United entre 2009 y 2013, nombrado el “jugador del partido” ante Francia en el Mundial del 2010, seis veces jugador del mes del Man Utd entre el 2010 y el 2012, jugador del año Sir Matt Busby, bota de oro y campeón de la Copa de Oro de la CONCACAF en el 2011, transferido nada más al Real Madrid en el 2014 para ser el autor del mejor gol de la jornada 4 y mejor jugador del mes de septiembre de la Liga BBVA, campeón del Mundial de Clubes con el cuadro blanco y tras tantos y tantos logros, la frustración al fin alcanzó al famoso “chicharito”.

Las horas de tragar banca han afectado a Javier, quien este domingo tuvo la oportunidad de mostrarse cuando Ancelotti lo puso a jugar 10 minutos, entró al ’80 con la posibilidad de dar el triunfo a su equipo que en ese momento empataba a 1 ante el Villarreal de los hermanos Dos Santos y callar a todos sus retractores, principalmente compatriotas, que no se han cansado de atacarlo.

“Chicharito” entró, tocó la bola, corrió y se desgastó fiel a su costumbre hasta que al minuto 86 se le presentó la que buscaba de hace meses, recibió un pase filtrado al área, le ganó la espalda a su marcador y se perfilaba para su remate a puerta… La espera había terminado, la oportunidad de anotar estaba ahí y sólo necesitaba plantarse firme y empalmar la bola para ser nuevamente el héroe; sin embargo, no contaba con la astucia de Eric Bailly que al verlo claro a definir no tuvo otra opción más que sacarlo de balance con un pequeño empujón colmilludo, insuficiente a juicio del árbitro para señalar el penalty, pero suficiente para que CH14 fallara en su remate.

¿Cuánto tarda la reacción de pólvora y chispa para hacer explosión?… un pequeño empujoncito del defensa del Villarreal se combinó con las toneladas de minutos polvorezcos esperando una acción así. Toda esa energía reaccionando y generando a su vez más energía explotó por la boca del mexicano y dirigió su ira hacia Eric Bailly, quien seguramente no entendió nada explícito, pero sí la intención de las palabras de Don Javier: “¿qué te pasa? chingas a tu puta madre, cabrón”.

Aquí la jugada en cuestión

 

 



TU DOSIS DE FUTBOL