Desde el mágico mundo de la Copa MX: ¡Chivas finalista!

19 marzo, 2015
Escrito por: J.G.
Imagen por: traveljunction

Ayer se volvió a vivir la magia de la Copa MX, este torneo que parece sacado de las páginas de los hermanos Grimm y donde todo es posible.

La semana pasada, cuando Chivas, Puebla, Jaguares y Monterrey se convirtieron en semifinalistas, pudimos sentir el encanto que envuelve este torneo que empareja al príncipe y al mendigo, a los de Primera con los de Segunda, equipos grandes, equipos chicos, buenos, malos y hasta los que están malditos como el Cruz Azul, todos tienen chance aquí, basta saber que hasta La Máquina ya rompió el embrujo y una vez salió campeón, porque en este mágico mundo todo puede suceder.

Esta nueva historia aconteció en el lejano castillo Omnilife, fortaleza a la que un dragón llevó a vivir a la princesa chiva hace 4 años después de hacerla suya. Todos recordamos que ‘chivita’ fue una respetada soberana de la corte MX y gobernó con paz durante miles de años. Ahora se ha convertido en una desdichada niña que sufre cada vez que enfrenta a algún rival, desde los poderosos gigantes, hasta los pequeños gnomos, ya nadie respeta a Guadalajara; sin embargo, en la mágica Copa MX todos tienen su oportunidad.

El Omnilife recibió a una gran cantidad de aldeanos, todos querían ver la visita del Jaguar que había llegado desde la lejanía de la selva para presentarse en en el palacio y “danzar” a muerte, en un único duelo, con la princesa del castillo.

La primera mitad transcurrió llena de emoción, ambos personajes tuvieron oportunidades de herir a su rival; sin embargo, el terreno parecía embrujado, los espíritus y las hadas movían el balón hacia los postes y hacia el arco. Primero fue un disparo lejano del ‘cubo’ Torres que botó, se elevó por encima del cancerbero jaguar y se impactó en el poste. Minutos más tarde los duendes del terreno hicieron su aparición cuando Hedgardo Marín retrasaba el balón a su arquero y este se encontraba fuera de posición teniendo que recorrer gran distancia hacia atrás para barrerse y salvar su marco, aunque estos traviesos duendes le devolvieron el susto al jaguar cuando Horacio Cervantes le daba un pase con la cabeza a su arquero pero este lo perdió y provocó una jugada de mucho peligro para su equipo.

La segunda mitad inició con la chiva atacando y haciendo al arquero rival volar para sacar tremendos disparos de Giovani  Hernández y Fernando Arce, pero al ’52 las cosas cambiaron, apareció un centro al área chica y un cabezazo de Silvio Romero le daba la ventaja a los de la selva.

Todos en el castillo Omnilife esperaban la reacción de la chiva y fue entonces que la magia de la Copa MX envolvió el terreno. Al ’62 bajó la reina, apareció un ángel y le dieron forma al jugador que emparejó las cosas: Ángel Reyna recuperó un balón a las afueras del área y golpeó raso de pierna zurda para meter la pelota junto al poste izquierdo del guardameta, 1-1 y lo mejor estaba por venir. Los de casa no cesaron de atacar, buscaban llegar a la final del mágico torneo y entonces, al minuto 73, encontraron su recompensa: Christian Álvarez bajó el balón con el pecho dentro del área jaguar, hizo magia para darse la vuelta y avanzar, sacó un centro rodado y apareció el héroe de la noche, el mismo caballero que salvó al rebaño el fin de semana en Puebla, otra vez el príncipe Erik ‘cubo’ Torres, quien parece estar hechizado y no para de hacer goles para su equipo, goles que cuentan, goles que acercan a una salvación y el gol que en esta ocasión representó el pase a la final.

El encuentro terminó 2-1, las Chivas están en la final y sólo requieren de otra noche mágica para levantar una copa y llevar alegría a sus miles de fieles por primera vez desde que habitan el castillo Omnilife.

El rival a vencer se conocerá hoy en Puebla cuando La Franja reciba a Monterrey a las 8:30 pm.

 



TU DOSIS DE FUTBOL