Unas palabras para los que odian el Mundial

10 junio, 2014
Escrito por: Il Fanbolero
Imagen por: Straffon Images

El Mundial está aquí y se vuelve muy común toparse con personas que son anti, que son haters, que no entienden la fiebre y que en general se la pasan hablando pestes de la Copa del Mundo como si fuera lo peor que ha pasado en nuestro planeta desde la fiebre amarilla, así que ahora trataré de refutar algunos de sus argumentos:

1-El primero de ellos es el dinero, se oyen muchísimas quejas de todo el dinero que se gasta Brasil en la Copa del Mundo mientras hay gente muriendo de hambre en su país y de las estrepitosas cantidades que mueve la FIFA y que ganan los futbolistas y es que según algunos medios la nación carioca invirtió 6.5 billones de libras (no dólares) en esto.

Yo les respondo que la pobreza es uno de los problemas más grandes del mundo y así como la contaminación, el agua, la desigualdad etc. es urgente resolverlos y claramente el Mundial no es la solución, pero:

¿Saben cuánta gente gana dinero gracias a él? ¿Cuántos restaurantes y bares se van a llenar en Brasil y en el mundo para ver los partidos? Generando empleos e ingresos, ¿cuántos medios junto con todos sus trabajadores se benefician de cubrir los eventos? ¿Cuántos balones de futbol se van a vender? ¿Cuántos abarrotes se van a consumir para ver los partidos? Un sin número de empresarios y trabajadores se benefician con el Mundial, es cierto que no todos y que no es una solución, pero en mi opinión hace más bien que mal.

Además miles de turistas irán a Brasil, pagarán hospedajes, alimentos y entretenimiento, lo cual se reflejará en ingresos para el país en impuestos. Ese dinero podría usarse en mejorar la situación del hambre y la pobreza en la nación, la mejor manera de levantar una economía es moviendo dinero y el Mundial lo hace a gran escala.

2- Otra fuerte crítica que recibe el Mundial es que es solamente una “distracción” para el pueblo y que estén felices de injusticias u otras situaciones que suceden en sus países (pan y circo) y esto en parte es verdad, pero:

El Mundial sí es una distracción, pero no la única. Si una persona no está interesada en la política, en la economía o en lo que hacen sus gobernantes no lo estará con o sin Mundial, distracciones hay millones y más en nuestros tiempos de tecnología e internet.

Además las distracciones y lo recreativo son situaciones positivas, una persona que trabaja 8 horas al día rompiéndose la espalda para darle una buena vida a su familia tiene derecho de pasar un buen rato haciendo lo que le guste, esto incluye ver el Mundial, ir al cine, a un museo, al teatro, a caminar a la calle, ver la televisión, leer un libro, ir al ballet etcétera, ya me entendieron. Distraerse o pasar un buen rato no quiere decir que esa persona no lee noticias o está al tanto de lo que sucede en su país.

3- También están las personas que no les gusta y hasta odian el futbol, expresándose con mayor enojo en la época mundialista. A ellos les digo que están en su derecho de opinar lo que quieran de nuestro deporte favorito pero que están obligados a respetar a aquellos que nos gusta. ¿Que su vida se satura de futbol en este mes? Relájense, es solo un mes y es solo cada 4 años, así como yo respeto lo que sea que les guste hacer en su tiempo libre, respétenos a nosotros y nuestro pasatiempo.

Los que amamos el futbol amamos la Copa del Mundo y aquí más razones para creer en ella:

-Une al mundo: Durante un mes (casi) todo el planeta se une y fija su mirada en un solo lugar, personas de todos los rincones de la Tierra tienen algo en común y conviven como uno solo disfrutando del deporte más hermoso que hay, 32 países olvidan sus diferencias y se entregan al deporte. Viendo un ejemplo específico, en México olvidamos a quién le vamos en la liga, no somos ni americanistas, ni chivas, ni pumas, ni cementeros y todos somos el tri.

-El deporte es bueno: Hacer ejercicio es bueno para la salud y ver futbol lleva a practicarlo, lo cuál es parte de una vida sana. ¡Haz ejercicio!

-El futbol lleva un mensaje de paz: es ridículo decir que el Mundial puede terminar con una guerra, pero así sucedió en Costa de Marfil en el 2006 cuando había guerra civil y se ordenó un cese de fuego para poder apoyar a su selección, esto condujo a que ambos lados del conflicto se sentaran a hablar.

Obviamente el Mundial no es perfecto, hay quienes lo usan con intereses tanto políticos como económicos y eso siempre estará mal, pero es un hermoso evento que une al mundo y evoca sentimientos que nos hacen sentir vivos. ¡Vamos México!



TU DOSIS DE FUTBOL