in

Un Poco del Llano

Al salir del llano y entrando al estadio, el futbol se vuelve en un sistema de pocas opciones y se sacrifica el espectáculo por un juego sistemático y calculado.

El otro fin de semana mientras veía un partido de la liga mexicana, uno de los comentaristas comparó el juego a una pastilla para dormir, aunque para dormirte en ese momento era más eficiente el efecto del juego.

Luchando a muerte con Morfeo (el dios del sueño), logré ver el partido completo y me di cuenta de algo, los jugadores siguen un sistema como si fueran robots, no juegues la pelota en la zona de seguridad, en zona de creación no arriesgues de más y en zona de definición cuidado y la falles.

Pocos son los jugadores que llevan consigo la tierra del llano, ahí donde a pesar de tener reglas, no falta el descarado que en el área chica se atreve a hacer un túnel o que en zona de creación pasa el balón con una espectacular rabona. Es ahí, en el llano, en donde se forjan grandes talentos, a pesar de no jugarse nada, se lo juegan todo, es un momento que les pertenece por completo y en donde el orgullo vale más que el sueldo que pudiera ganar un jugador de primera.

Que reconocido es un jugador con talento en un partido de futbol llanero, durante el partido todos quieren la pelota pero la pelota sólo lo quiere a él, al que sabe darle el trato que se merece, al talentoso, pero solo falta que ese jugador sea monitoreado por un visor para que de el salto a primera y se olvide por completo del llano para volverse en otro robot sistematizado que dentro de sus funciones es olvidar sus orígenes.

Es por eso que la gente que vemos el futbol por televisión o en el estadio, exigimos a los jugadores a que se atrevan a hacer un regate en un espacio reducido, a que vean por el bien del espectáculo, a que salgan del sistema aunque sea por un par de segundos para regalarnos esa jugada de lujo, y a que no se olviden nunca de cargar con un poco de tierra de llano.

Vota

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrita por Il Fanbolero

Il Fanbolero

También conocido como el Capo di tutti capi por la asombrosa habilidad para fingir que habla italiano. Es apasionado y conocedor de prácticamente todos los deportes, no hay nada que no sepa y cuando es el caso, lo inventa rápidamente.

5 Playeras que no tienen nada que hacer en el Estadio

10 Gritos en el estadio